PORFIADOS
RegistrarseBuscarChatMiembrosGrupos de UsuariosLogin
Energia Vital Kundalini

 
Responder al tema    Foros de discusión » Esoterico y Paranormal Ver tema anterior
Ver tema siguiente

Energia Vital Kundalini
Autor Mensaje
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje  Energia Vital Kundalini Responder citando
Circulación en el cuerpo Humano

Armonización de los Centros Energéticos del Ser Humano

Hay una zona total de energía que es extensa, amplia, y comprende todo lo que existe.
Esta zona de energía es vastamente más complicada y sutil que el mundo físico, donde estamos limitados a ver con nuestros ojos, gustar con nuestras bocas, oler con nuestras narices, oír con nuestras oídos y sentir el tacto con nuestra piel.
La zona de energía física o de tres dimensiones permite apreciar todas las cosas que nosotros vemos o percibimos con nuestros sentidos, que son muy limitados. Los órganos tienen una gama específica dentro de la que pueden operar, por ejemplo los ojos operan en las frecuencias livianas entre el rojo y el violeta, los oídos entre 20 y 20,000 Hertzios. Más adelante hay una amplia gama de vibraciones que nuestros sentidos físicos no pueden percibir.
La ciencia y la ingeniería han hecho grandes avances para extender la gama de nuestros sentidos, pero no importa cuan ampliamente se extiendan, hay zonas de energía a las que no pueden acceder.
Los desarrollos recientes pueden conducir a instrumentos capaces de medir los estados condensados de energía y pueden medir algunas de estas zonas de energía.
Para cada objeto hay una cantidad de energía; entre la vibración en tres dimensiones de los objetos físicos y la vibración del más alto nivel de la energía cósmica universal.

El nivel más cercano al cuerpo físico se llama el cuerpo áurico o etéreo.
El cuerpo áurico existe desde que el cuerpo físico ocupa un ligar en este universo de tres dimensiones y comienza a crecer. Este cuerpo etéreo aloja nuestra persona en el plano material en forma perfecta, para que interactúe en el plano espiritual. Si a uno, por ejemplo, se le rompe un hueso, la lesión puede sentirse en el cuerpo etéreo en el lugar que corresponde a ese hueso físico, porque el campo áurico guarda la información de la lesión. Se ha observado que frecuentemente se sienten dolores asociados con lesiones viejas de huesos que no fueron resueltos por el campo áurico.
También producen lesiones los traumas de cualquier tipo sufridos en nuestra niñez o adolescencia, que quedan registrados en nuestra memoria sutil afectando nuestra vida de relación sin que –a veces- tengamos conciencia de la forma de que estas experiencias actúan desde nuestro inconsciente.

Para que estas situaciones no nos perjudiquen debemos trabajar con técnicas como Psicointegración, que no permite que el ego cree roles de control en la persona. Así, el cuerpo también sana y "olvida" las lesiones psíquicas que nos pueden estar afectando.
Recordemos que es la memoria de la lesión la que ocasiona esta recurrencia del viejo trauma o dolor. Al liberarlo de la memoria esotérica las secuelas de trastornos físicos y/o espirituales no afectarán más.
Esto nos muestra la estrecha comunicación entre las zonas de energía física de tres dimensiones y el cuerpo áurico, vibrando en forma continua y uniforme en ambos niveles.
Para producir una mejora por medio de la energía es necesario armonizar los puntos de energía del ser humano, llamados centros de energía o chakras
Esencialmente significa una armonización entre el estado actual de los puntos de energía con la energía cósmica universal como forma ideal
Por ejemplo la forma ideal de un hueso está en ser fuerte y entero, no roto y débil. La aplicación y armonización de los puntos de Energía entonces tendería a borrar el suceso de la rotura o debilidad del hueso y reemplazarlo en la memoria energética por un hueso fuerte y entero.
Depende de la profundidad en el que este cambio de energía se produce para determinar la velocidad con que la memoria energética se cambia.
Si la fe de uno es capaz de aceptar un cambio poco profundo, la armonización requerirá mucho más tiempo, si uno es capaz de aceptar por su gran fe un cambio radicalmente profundo, el cambio puede ser instantáneo.
La aplicación y armonización de los puntos de energía es uno de los métodos para producir un cambio en el estado físico y anímico del Ser Humano.
Le pondremos el nombre de Energía Vital al estímulo y armonización de los centros energéticos para producir una mejora en el estado físico y espiritual.
Los métodos diferentes de aplicar esta energía toman formas diferentes, algunos métodos requieren mayor participación e interacción desde el terapeuta, mientras que otros (como la aplicación de energía) requieren la participación del paciente para dirigir por sí mismo este trabajo.
En la esencia se utiliza la aplicación de energía como si –simplemente- se encendiera el fuego en un soplete y se deja que alguna potencia o la sapiencia más alta dirija la circulación de la energía vital a donde se necesita.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 9:20 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
De hologramas, energía y administración de Energía Vital

El Dr. Richard Gerber dijo que la mayoría de los planteamientos ortodoxos de la curación, como el farmacológico y el quirúrgico, se fundan en el modelo newtoniano del cuerpo humano como una máquina compleja.
El enfoque einsteiniano de la terapia vibracional (“Una filosofía de la armonización y estimulación que quiere dirigirse a la persona como un todo, es decir, como complejo de cuerpo/mente/espíritu, y tratarlo mediante la administración calibrada de cuantos de energía, de frecuencias específicamente ajustadas al sistema multidimensional humano. El terapeuta vibracional intenta armonizar y estimular el cuerpo físico mediante la integración y el reequilibrio de los sistemas energéticos superiores, que son los que controlan las pautas de la manifestación celular/física”) considera al ser humano como un organismo multidimensional (“Dícese del espectro total de las energías humanas en sus planos físico, etéreo, astral, mental, causal y espiritual superiores”) constituido de sistemas físico/celulares en interacción dinámica con unos campos de energía complejos que funcionan como reguladores.
La administración de Energía Vital intenta aliviar las enfermedades estimulando y armonizando estos campos de energías sutiles, por el procedimiento de aportar energía al cuerpo.
El principio holográfico (“Una imagen tridimensional creada por los patrones de interferencia de dos haces láser combinados”) postula que cada parte contiene la información del todo; este principio se refleja en el hecho de que cada célula del cuerpo humano contiene en su ADN (“Ácido desoxirribonucleico, la macromolécula en forma de doble hélice que contiene la información genética codificada que participa a nivel molecular en la reproducción y el desarrollo de las células”) la biblioteca maestra con las informaciones sobre como crear un ser humano entero.
El cuerpo etéreo es un campo de energía o una plantilla holográfica que transmite información necesaria para el crecimiento, desarrollo y reparación del cuerpo físico. De tal manera que mientras los genes del ADN rigen los mecanismos moleculares que determinan individualmente el desarrollo de las células, el cuerpo etéreo establece la organización espacial del proceso genético.
Al nivel cuántico de las partículas subatómicas, toda materia está constituida, literalmente por campos de energía congelados, particularizados (por ejemplo, la luz congelada). Los agregados materiales complejos (por ejemplo, las moléculas) son en realidad campos de energía especializados.
Así como la luz tiene una frecuencia o banda de frecuencias particular, también la materia tiene unas características de frecuencia. Cuanto más alta la frecuencia material, menos densa o más sutil (“Término genérico que se refiere a los cuerpos energéticos superiores al físico, como el etéreo, el astral, el mental, y el causal, o bien a las energías que se hallan fuera del espacio/tiempo ordinario o positivo, por ejemplo la energía magnetoeléctrica, que se propaga a velocidad hiperlumínica”) es esa materia; así el cuerpo etéreo está formado por materia de una frecuencia más alta que la materia física y por ello recibe el nombre de materia sutil.
Se postula la posibilidad de que el universo entero sea un gigantesco patrón energético de interferencia dotado de características de tipo holográfico. Así pues, la decodificación de una pequeña parte del holograma universal revelaría la información acerca del todo; almacenado en esa figura matricial. El enfoque selectivo de la conciencia mediante la potenciación de las facultades parapsicológicas ofrece una posibilidad para esa decodificación del holograma universal.
El movimiento de la fuerza vital en los sistemas fisiológico/celulares se rige por los patrones sutiles del cuerpo etéreo así como por otros inputs de frecuencia todavía más alta que recibe el sistema energético humano. Varias modalidades de tratamiento vibracional, como la homeopatía (“El método que consiste en administrar microdosis de sustancias naturales para combatir las dolencias. El principio homeopático asigna los tratamientos a los pacientes comparando el complejo de los síntomas de la enfermedad con la “imagen” del remedio, conforme a la ley llamada de la similitud”), las esencias florales y la administración de energía vital pueden influir sobre estos patrones sutiles en el sentido de mejorar el funcionamiento humano y aliviar el sufrimiento de las enfermedades.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 10:22 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Efectos benéficos de la complementación de la medicina tradicional con las terapias alternativas

El planteamiento farmacocinético (“Modelo médico que recurre al cálculo de las dosificaciones de medicamentos en base al peso del paciente, sus constantes metabólicas y la velocidad de eliminación,
al objeto de precisar el efecto terapéutico deseado”) utiliza dosis medidas de fármacos para tratar de influir sobre los sistemas físico/celulares del organismo. El modelo farmacocinético se funda en una interpretación mecanicista, newtoniana, de las interacciones a nivel molecular, cuyo ejemplo típico
sería los enlaces fármaco-receptor en función de las dosis, localizados en la membrana celular.
El planteamiento homeopático utiliza cantidades minúsculas de sustancias medicinales para inducir cambios fisiológicos terapéuticos mediante interacciones en los campos de energías sutiles.
En los remedios homeopáticos, la signatura energética de la sustancia medicinal se transfiere a un disolvente, como puede ser el agua, y de ésta a una píldora de excipiente inerte, cómo la lactosa. Los efectos benéficos no son producidos por las propiedades moleculares de la sustancia, sino por su signatura vibracional.
En la homeopatía, a más alta dilución, o lo que es lo mismo, a más baja concentración molecular de un remedio, mayor su potencia. Ello difiere con el concepto farmacocinético, según el cual la potencia aumenta con la concentración molecular.
La homeopatía se funda en la ley de la similitud, según la cual los remedios se eligen por su capacidad para reproducir en un individuo normal y sano los síntomas de la persona enferma. Al establecer la igualdad del complejo de síntomas del paciente con el “modelo homeopático” descrito para el remedio,
se obtiene la sintonía vibracional correcta entre paciente y remedio.
En homeopatía se elige el remedio con arreglo a su capacidad para estimular y reequilibrar el cuerpo físico suministrándole una frecuencia específica de energía sutil. Si la frecuencia del remedio corresponde a la del estado patológico del paciente, se producirá una transferencia de energía resonante que podrá ser asimilada por el sistema bioenergético (“Cualquiera de las fuerzas eléctricas, electromagnéticas o energéticas sutiles que generan los organismos vivientes”) del paciente, permitiéndole expulsar las toxicidades y recuperar un nuevo punto de equilibrio de la salud.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:08 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Primeros pasos en el enfoque energético

La medicina ortodoxa ha iniciado ya, gradualmente, la exploración de los usos de la energía para el tratamiento de las enfermedades. De ahí el empleo de radiaciones para tratar el cáncer, el de la electricidad para paliar el dolor y reducir tumores, el de los campos electromagnéticos para estimular la curación de fracturas óseas, y el de los campos magnéticos para aliviar el dolor y la inflamación de la artritis.
El cuerpo físico posee ciertos circuitos de feedback autoregenerativo, como la “corriente de la lesión”, que fomentan la reproducción celular y la reorganización de los tejidos cuando el organismo ha sufrido una herida. Es posible que existan en el interior de la célula y entre unas células y otras determinados sistemas electrónicos y de efecto semiconductor, que participen en los aspectos normales del crecimiento y de la reproducción celular.
La ciencia está desarrollando rápidamente nuevas técnicas de síntesis de imagen, como el escáner de tomografía computarizada, el de emisión de positrones y el de resonancia magnética nuclear, que son otras tantas ventanas abiertas sobre la estructura y el funcionamiento del cerebro y del organismo, a disposición de la medicina.
Ciertos sistemas de fotografía Kirlian (“Un proceso electrográfico desarrollado en Rusia por el ingeniero Semyon Kirlian, que utiliza el efecto corona para captar sobre una película sensible los procesos bioenergéticos de los seres vivos”) han permitido demostrar de manera reproducible el fenómeno llamado efecto de la hoja fantasma (“El que se observa en las fotografías Kirlian de hojas de plantas a las que se ha amputado un trozo, y que aparecen enteras en la electrografía; en esta imagen fantasma vemos el cuerpo etéreo del fragmento de hoja que falta”), cuya interpretación más plausible es que se trata de la imagen del cuerpo etéreo de un organismo viviente.
Tanto la fotografía Kirlian como los escaners IMR permiten observar importantes fenómenos celulares y bioenergéticos porque producen frecuencias que entran en resonancia con las componentes naturales, celular o energética, de los organismos que se estudian.
Algún día será posible construir un aparato de síntesis de imagen que permita obtener la figura del cuerpo etéreo por un procedimiento similar al empleado en la tomografía computarizada. Entonces se sumarizará un gran número de secciones transversales hasta que hayamos trazado el volumen del cuerpo etéreo. La base de tal sistema sería un generador de frecuencia que estimulase el cuerpo etéreo por resonancia subarmónica para producir efectos resonantes electromagnéticos (“En el contexto de este trabajo, el espectro amplio de las energías que se propagan a la velocidad de la luz”).
Tal aparato de exploración del cuerpo etéreo revelaría las alteraciones significativas de éste antes de que se manifestasen como anomalías celulares patógenas en el cuerpo físico.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:11 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Dominios de frecuencia y planos sutiles de la materia

Toda materia, tanto la física como la sutil, tiene una frecuencia. Las materias de frecuencias diferentes pueden coexistir en el mismo espacio, al igual que las energías de frecuencias diferentes (por ejemplo, las ondas de radio y las de televisión en el espectro radioeléctrico) coexisten en el mismo espacio sin destruirse mutuamente.
Los cuerpos etéreo y físico son de frecuencias diferentes y se solapan y coexisten en el mismo espacio.
El sistema de los meridianos (“Un canal microtubular que conduce una energía sutil nutritiva (ch' i) a los diversos órganos, nervios y vasos sanguíneos corporales, en tanto que Ch’i es una antigua palabra china que designa la energía sutil nutritiva que circula a través de los meridianos”) de acupuntura es una red discreta y organizada de conductos microscópicos por donde el cuerpo físico queda conectado con el etéreo, constituyendo lo que hemos llamado la interfaz físico/etéreo (“El que actúa entre los cuerpos físico y etéreo, constituido principalmente por el sistema de los meridianos de acupuntura; sirve para el intercambio de informaciones y de fuerzas vitales entre las estructuras físicas y las no físicas”).
El sistema de los meridianos de acupuntura transmite una energía nutricia sutil del medio, llamada tradicionalmente Ch’i, hacia los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos internos del cuerpo a través de unas puertas energéticas de la epidermis que son los puntos de acupuntura.
Las anomalías energéticas del cuerpo etéreo y del sistema de meridianos de acupuntura son precursoras de las manifestaciones físico-celulares de la enfermedad.
Los energéticos son centros especializados de los cuerpos sutiles, y cada uno de ellos va asociado a un centro principal nervioso y glandular del organismo físico. Los centros energéticos funcionan como transformadores que demultiplican las energías sutiles y las traducen en forma de actividad hormonal, nerviosa y celular del cuerpo físico.
Los centros energéticos principales, en especial el de la coronilla, el frontal y el de la garganta, son además órganos sutiles de percepción y van asociados, respectivamente, con las facultades parapsíquicas de intuición superior, clarividencia (“La facultad psíquica de ver las pautas de energía sutil superior; es un aspecto mediado por el Centro Energético frontal o Ajna chakra”) y clariaudiencia (“La facultad psíquica de oír lo que corresponde a los planos vibracionales superiores; es un proceso mediado por las energías que circulan a nivel del Centro Energético de la garganta”)..
Los centros energéticos están conectados entre sí y con los diversos aspectos del cuerpo físico por medio de líneas de transmisión energética llamadas Nadis (“Hilos, caminos sutiles del flujo energético entre los chakras y las diferentes regiones corporales; a diferencia de los meridianos, que tienen un aspecto físico, los nadis no son de carácter físico”) formando en conjunto una red llamada sistema chakra-nadis.
El cuerpo astral es otro cuerpo sutil, similar al etéreo, pero constituido por materia de frecuencia más alta que la materia etérea (“La banda de frecuencia inmediatamente superior a la física. La energía o sustancia etérea vibra a velocidad hiperlumínica y es de carácter magnético”).
. También superpuesto al conjunto físico-etéreo, el cuerpo astral guarda relación energética tanto con la vivencia como con la expresión y la represión de las emociones.
Las disfunciones del cuerpo astral, debidas a desequilibrios emocionales, pueden perjudicar el flujo de energía a través de los Centros Energéticos, lo que resulta posteriormente en desequilibrios endocrinos y dolencias físicas.
La conciencia es capaz de ascender hacia el cuerpo astral y separarse del vehículo físicoetéreo. Cuando esto ocurre de manera natural, hablamos de proyección astral o experiencia extracorpórea; cuando esta separación de la conciencia se produce de manera traumática, por ejemplo debido a un accidente, se dice que se ha producido una experiencia cuasi-terminal.
La ecuación de Einstein predice la existencia de una energía más rápida que la luz, la denominada por el doctor Tiller energía magnetoeléctrica (ME) (“La energía que vibra a velocidad hiperlumínica, posee cualidades magnéticas y tiene entropía negativa, según las predicciones del modelo Tiller-Einstein; es la energía o sustancia que corresponde al espacioltiempo negativo (-S/T)”). Esta energía ME es análoga a la energía o sustancia etérea y quizás también a la astral. La energía ME exhibe propiedades insólitas como una entropía (“En mecánica estadística, parámetro que describe el grado de “desorden” de un sistema, o número de microestados entre los que el sistema puede fluctuar. En un sistema muy desordenado, la entropía es grande; a menor entropía, más organizado y ordenado el sistema”) negativa, y es de naturaleza primordialmente magnética, por lo que difícilmente puede medirse con los detectores convencionales de campos electromagnéticos (EM).
Los experimentos realizados con terapeutas energéticos demuestran que poseen campos de energía cuyas características se ajustan a la predicción teórica formulada para los campos ME, es decir que son de naturaleza magnética y entropía negativa. (“La característica del espacio/tiempo negativo y de la energía magnetoeléctrica, por cuyo influjo los sistemas vivientes y algunos no vivientes tienden a estados de mayor orden y menos fluctuación aleatoria; es por tanto una característica de la fuerza vital”).
Existen además otros vehículos de frecuencia todavía más alta, el cuerpo mental (“La banda energética de energía sutil que se localiza entre el nivel astral y el espiritual”) y el cuerpo causal, (“La banda de frecuencia energética inmediatamente superior a la del nivel mental”) que también aportan energías al cuerpo físico.
En la reencarnación tenemos un modelo de proyección sucesiva de la conciencia en varios vehículos físicos a fin de ganar experiencias, conocimientos y madurez espiritual.
Las experiencias y los conocimientos adquiridos durante todos esos tránsitos vitales se acumulan a nivel del cuerpo causal, (“El cuerpo sutil que está constituido de sustancia causal. Es el nivel al que la conciencia humana guarda todas las experiencias acumuladas durante sus numerosas encarnaciones en el plano físico”) a la que llamamos a veces el Yo Superior.
La reencarnación es uno de los pocos modelos que explican por qué las enfermedades, al igual que otros inconvenientes físicos, emocionales y socioeconómicos, pueden ser experiencias útiles y oportunidades para el progreso anímico.
Vista desde la perspectiva energética sutil, la conciencia es una forma de energía que evoluciona permanentemente hacia niveles más altos de complejidad y profundización.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:12 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Técnicas de energía sutil

La medicina china considera al hombre como un microcosmos que forma parte del macrocosmos universal. En consecuencia, los mismos principios que determinan el flujo de la energía en el universo deben ser aplicables al sistema energético humano:
Para los chinos el universo se halla en un estado de equilibrio dinámico, es decir cambiante, entre polaridades de naturaleza opuesta, cuya esencia caracterizan ellos con las nociones de yin y yang. Un equilibrio correcto de las fuerzas yin y yang en el microcosmos del cuerpo humano es indispensable para alcanzar y mantener la salud.
Los puntos de acupuntura son accesos que permiten el flujo de energía de los campos energéticos ambientes hacia los campos sutiles de los cuerpos etéreo y físico. Estos puntos se localizan en la piel gracias a su resistencia eléctrica característicamente baja (o su conductividad relativa más alta), lo que es coherente con su papel de puertas de entrada de la energía en el organismo.
Los puntos de acupuntura absorben del medio la energía vital nutritiva Ch’i, que es de naturaleza sutil, y que se transmite mediante el sistema de los meridianos. En líneas generales éste se divide en doce grupos principales que suministran energía a los órganos principales del cuerpo.
Según la filosofía china, el flujo de la energía Ch’i a través de los doce pares de meridianos obedece a determinados ciclos bien definidos, que deben reflejar los principios de la naturaleza. En particular, el ciclo de la generación y el de la destrucción indican el patrón de secuencia según el cual pasa la energía Ch’i por los meridianos y, en consecuencia, por los órganos del cuerpo, tanto en la salud como en la enfermedad.
El flujo de la energía Ch’i obedece además a un patrón biorrítmico. El caudal de energía Ch’i que recorre un meridiano dado alcanza siempre un máximo a determinada hora del día o de la noche. El conocimiento de este patrón temporal puede ser de interés clínico y servir para determinar la hora más indicada para el tratamiento de un meridiano por medio de la acupuntura. Es posible también que esta variación periódica de los flujos de energía vital figure entre los factores causantes de ciertos fenómenos fisiológicos que acusan una fuerte determinación según la hora del día (ritmo circadiano).
La energía Ch’i se transmite a los órganos por medio de los pares de meridianos dispuestos a los lados derecho e izquierdo del cuerpo. Cuando enferma un órgano o la enfermedad es inminente, los pares de meridianos que alimentan de energía a ese órgano presentan un desequilibrio eléctrico lateral que puede medirse.
Estos desequilibrios patológicos de los principales órganos del cuerpo pueden determinarse mediante sistemas de diagnóstico tales como la máquina AMI, (“Un sistema computarizado de diagnóstico por electroacupuntura, desarrollado por el doctor Hiroshi Motoyama, que consiste en medir simultáneamente los desequilibrios bioeléctricos en los doce meridianos mayores del organismo, y sirve para revelar qué sistemas orgánicos corren peligro de verse afectados por enfermedades o desequilibrios energéticos”) que mide y compara los puntos de acupuntura terminales de cada uno de los pares de meridianos principales.
En las exploraciones electrográficas del cuerpo se observa un brillo notable de los puntos de acupuntura cuando el meridiano asociado a éstos está desequilibrado, lo que suministra otro método para la detección de enfermedades.
Los estímulos aplicados sobre los puntos de acupuntura producen modificaciones en el sistema nervioso (por ejemplo, liberación de endorfinas (“Una familia de proteínas cuya molécula se asemeja a la de la morfina, y se hallan en el cerebro, el sistema nervioso y otros órganos corporales. Se supone que algunas endorfinas intervienen en ciertos procesos de analgesia”) y analgesia “Abolición de la sensación dolorosa”), lo que es debido a que los meridianos influyen indirectamente sobre las vías nerviosas. Probablemente son mediadores de estas modificaciones nerviosas asociadas a la acupuntura las fluctuaciones de los campos de energía en proximidad de los nervios y de las células gliales (“Conjunto de células nerviosas que se encargan de la nutrición, las funciones de soporte y el aislamiento axonal de las neuronas, habiéndose descubierto recientemente que son susceptibles de transportar información, constituyendo una red alternativa basada en la transmisión de señales por corriente continua (analógicas), a diferencia de los impulsos nerviosos, que funcionan con una codificación digital”) que rodean a éstos.
El sistema de los meridianos de acupuntura es un interfaz diagnóstico así como terapéutico. Los cambios energéticos ocurridos en dicho sistema pueden medirse a través de los puntos de acupuntura para detectar la presencia de enfermedades. Y recíprocamente, puede introducirse energía en el sistema para promover la curación de enfermedades, disponiéndose de toda una variedad de modalidades terapéuticas a este fin, como la estimulación mediante presión digital, aplicación de manos, agujas, corrientes eléctricas, ondas acústicas y luz láser (“Un dispositivo que produce un haz de luz coherente, es decir de ondas luminosas que coinciden en dirección y fase”).


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:14 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Sistemas de energía sutil

El sistema de los meridianos de acupuntura, dado su vínculo energético entre los cuerpos físico y etéreo, se considera como el interfaz físicoetéreo.
Los sistemas de diagnóstico por electroacupuntura, (“El empleo de corrientes eléctricas débiles para estimular los puntos de acupuntura y sus meridianos correspondientes. Dícese también de los sistemas electrónicos utilizados para medir las características eléctricas de tales puntos a fines de diagnóstico de enfermedades por localización de desequilibrios en los meridianos”) como el aparato de Voll (“Un sistema de diagnóstico por electroacupuntura, desarrollado por el doctor Reinhol Voll, que mide los valores eléctricos de diversos puntos de acupuntura del organismo”) y el de Motoyama, detectan los desequilibrios fisiológicos y energéticos en el organismo por el procedimiento de medir cargas eléctricas en el sistema de meridianos; como éste es parte del interfaz físico-etéreo, los desequilibrios de energía en los puntos de acupuntura reflejan las anomalías en el plano etéreo así como a nivel celular.
Mientras la máquina AMI explora simultáneamente todos los meridianos principales, el aparato de Voll se utiliza para examinar de uno en uno las características eléctricas de los puntos de acupuntura.
Los desequilibrios detectados por el sistema de Voll en puntos de acupuntura concretos de un meridiano pueden reflejar desarreglos a diferentes niveles del sistema orgánico alimentado por dicho meridiano.
El empleo de sistemas de diagnóstico tales como el aparato de Voll para descubrir y tratar las anomalías energéticas del organismo permite sondear hasta las capas más antiguas de la armadura energética; la retirada sucesiva de esas capas, acumuladas durante la exposición a las más variadas agresiones fisiológicas y energéticas, produce el llamado efecto cebolla (“El que actúa sobre el organismo físico a través de varios niveles superiores, gracias a las terapias vibracionales”).
Las alergias alimentarias, identificadas a veces como reacciones de sensibilidad frente a determinados productos alimenticios, a menudo son debidas a reacciones adversas frente a compuestos químicos fenólicos que se hallan comúnmente en muchos alimentos. Los mecanismos por los que se producen estas reacciones de sensibilidad incluyen una variedad de respuestas inmunológicas y posiblemente también algunas reacciones energéticas sutiles. Y esa susceptibilidad a los alimentos seguramente es responsable de más enfermedades mal diagnosticadas de lo que muchos querrían reconocer.
El aparato de Voll podría utilizarse para agilizar el diagnóstico de diversas alergias alimentarias, y también facilitaría la rápida determinación de las dosificaciones homeopáticas específicas de alérgeno susceptibles de producir la desensibilización, desapareciendo los síntomas alérgicos.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:15 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
El fenómeno de la terapia por imposición de manos

La terapia por imposición de las manos (“Con este término general se designa la curación psíquica -este concepto subsume varios tipos de curación por imposición de las manos, que obedecen a distintas clases de interacción energética; así hay sanadores magnéticos, espirituales, cirujanos psíquicos, etc.- o magnética que opera bajo la presencia directa del terapeuta”) se ha practicado en todo el mundo desde hace miles de años. A finales del siglo XVIII, Franz Mesmer supuso que durante el proceso se produce el intercambio de una sutil energía vital, de naturaleza magnética, entre terapeuta energético y paciente.

Hacia los años sesenta del siglo veinte, el doctor Bernard Grad reprodujo, en esencia, los descubrimientos de Mesmer en lo concerniente a la energía emitida por las manos. Avanzando un paso más, Grad demostró que esta energía sutil (aplicada al agua de riego) estimulaba el crecimiento de las plantas, así como la cicatrización de las heridas y la prevención del bocio en ratones de laboratorio. Los resultados de Grad en cuanto a la cicatrización de las heridas por la intervención de terapeutas energéticos fueron luego reproducidos en otro laboratorio.
La doctora Justa Smith corroboró mediante experimentos con soluciones de enzimas (“Molécula proteínica especializada que actúa como catalizador o acelerador de las reacciones químicas corporales en un sentido determinado”) que los campos magnéticos producían efectos cualitativamente parecidos a los de las energías de los terapeutas energéticos.
La doctora Smith descubrió además que diferentes enzimas reaccionaban en sentidos distintos a las energías del terapeuta energético, pero que el signo del cambio correspondía siempre a las situaciones de mayor salud celular.
Además la doctora Smith demostró la capacidad de reparación de las enzimas perjudicadas por parte de los terapeutas energéticos, con lo que ponía de manifiesto el comportamiento de entropía negativa de las energías curativas; es decir, que éstas promueven transformaciones en el sentido de aumentar el grado de ordenación de los sistemas. Otras investigaciones con diferentes terapeutas energéticos demostraron la entropía negativa de las energías curativas en sistemas químicos no vivientes.
En los experimentos de la doctora Smith con los terapeutas energéticos y pese al empleo de magnetómetros sensibles no se pudieron medir los campos magnéticos emanados por aquellos. En cambio, los más modernos y recientes dispositivos SQUID superconductores de interferencia cuántica (“La rama de la física que estudia las características energéticas de la materia a nivel subatómico”) han apreciado aumentos de la emisión magnética, aunque pequeños, cuantificables durante el proceso de la imposición de manos, estableciéndose que la energía vital es efectivamente de naturaleza magnética y parecida a los campos magnéticos de gran intensidad en algunos de sus efectos biológicos, aunque sólo en sentido cualitativo, ya que resulta sumamente difícil detectar ésta energía con los instrumentos convencionales.
En resumen, la energía de los terapeutas energéticos se caracteriza por su entropía negativa y su semejanza cualitativa con los campos magnéticos, aunque difícilmente pueda ser detectada con el instrumental EM convencional. Esta característica coincide con las predichas para las energías magnetoeléctricas o del espacio/tiempo negativo (“Dícese del dominio de la energía y la sustancia que vibran a velocidad superior a la de la luz, y que seguramente abarca los mundos etéreo y astral de la materia”) por el modelo Tiller-Einstein del espacio/tiempo positivo-negativo(“Un modelo científico de los dominios positivo y negativo del espacio/tiempo, deducido de las ecuaciones de la relatividad einsteiniana, y propuesto por el doctor William Tiller. En este modelo, la energía y la sustancia del espacio/tiempo positivo vibran a velocidad inferior o igual a la de la luz y tienen propiedades eléctricas o electromagnéticas. La energía y la sustancia del espacio/tiempo negativo vibran a velocidad mayor que la de la luz, son de carácter magnético y su naturaleza energética es la magnetoeléctrica”)..
Las investigaciones de la doctora Dolores Krieger demostraron que las energías de los terapeutas energéticos aumentaban los niveles de hemoglobina (“Macromolécula compleja de los glóbulos rojos de la sangre, que se encarga de transportar el oxígeno a todos los sistemas celulares del organismo”) en personas enfermas, lo mismo que habían aumentado el contenido de clorofila en las plantas tratadas con agua que había sido sometida a la acción de los terapeutas energéticos. Por primera vez se establecía un parámetro experimental que permitía una valoración bioquímica de los efectos de la energía curativa en los humanos.
La doctora Krieger demostró también la posibilidad de adquirir por aprendizaje las facultades curativas de los terapeutas energéticos. Las enfermeras discípulas suyas lograron aumentar la tasa de hemoglobina de sus pacientes al igual que los terapeutas energéticos naturalmente dotados, demostrando que aquellas facultades son una posibilidad innata de los seres humanos y pueden desarrollarse mediante el aprendizaje y la práctica.
Las variedades de la energía vital ocupan toda una gama espectral de fenómenos; de tal manera que la imposición de las manos, o lo que podría describirse quizás con más exactitud como curación magnética : (“La variedad de la técnica de imposición de manos que actúa fundamentalmente en el plano etéreo. En otro contexto, dícese también de la utilización terapéutica de campos magnéticos pulsantes para tratar las enfermedades”), tiende a manifestar sus efectos reequilibradores más bien en los planos físico y etéreo, y debe ejecutarse hallándose el terapeuta energético en contacto con los Centros Energéticos del paciente.
Dejo en claro que las técnicas de imposición de manos no energizan, sino que armonizan. El reiki es una de ellas


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:16 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mario
OCIOS@ Y VICIOS@ DE PORFIA2



Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 6319

Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8Reputación: 299.8
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Como se distribuye la energía en el organismo

La energía accede al organismo en forma de corriente que entra por lo más alto del cráneo, a través del centro energético corona. Puesto que todos los centros energéticos se hallan encadenados por mediación de la médula espinal y de los ganglios nerviosos, según la dirección marcada por el eje central del cuerpo, la energía se propaga hacia abajo, del chacra corona hacia los centros energéticos inferiores, y así se van distribuyendo las corrientes sutiles hacia los órganos adecuados y las partes corporales donde haga falta. Cada centro energético se asocia con una frecuencia vibracional diferente. Podríamos considerar el símil de la luz blanca que entra en un prisma, y que se convierte por refracción en los siete colores del arco iris; la explicación es que la luz blanca contiene las frecuencias de todos esos colores. De una manera parecida entran por el centro energético corona las energías cósmicas, y la refracción de esta corriente superior la descompone en las siete corrientes vibracionales diferentes. Cada color vibracional se distribuye así al centro energético correspondiente, que es el que sintoniza con la frecuencia específica de ese color concreto.

Las energías sutiles absorbidas por los centros energéticos se transforman en señales endocrinas; todo sucede como en un transformador eléctrico reductor de tensión. Cuando entra en los centros energéticos la energía de naturaleza vibracional superior, o sutil, experimenta una reducción y se transmite como información de un orden más bien fisiológico. Así la energía sutil se convierte en señales hormonales de cada una de las glándulas principales de secreción interna vinculadas con cada centro energético. Las hormonas pasan a la circulación de la sangre en cantidades muy pequeñas, pero de efectos potentes que se hacen sentir en todo el cuerpo físico. Al mismo tiempo, cada centro energético distribuye la energía vital entre varios órganos diferentes que vienen a ocupar la misma localización en el organismo y tienden a resonar con frecuencias similares.
Cada órgano del cuerpo tiene una frecuencia energética propia. Los órganos de frecuencia similar tienden a agruparse en la misma región del organismo, o los vincula una relación fisiológica especial.
Por ejemplo, el centro energético del plexo solar guarda relación estrecha con los órganos situados en las inmediaciones de ese plexo, como son el estómago, el páncreas, la vesícula biliar y el hígado. Todos esos órganos desempeñan un papel en la fase inicial de la digestión. Las energías sutiles distribuidas a esos órganos por el centro energético del plexo solar contribuyen a mantener la salud y el buen funcionamiento de ese aspecto de la digestión; y viceversa, cualquier anomalía del flujo de la energía vital asignada al centro energético del plexo solar se manifestará en forma de dificultades del sistema digestivo como la úlcera péptica, los cálculos biliares, la pancreatitis, etc. Importa, pues, conocer las razones de ese funcionamiento anormal del centro energético, por cuanto intervienen procesos emocionales, mentales y espirituales así como pautas de comportamiento.
Los centros energéticos son algo más que meros transductores pasivos (“Técnicamente, la conversión, transformación o traducción de un tipo de energía o de información a otro. En lo que aquí nos concierne, la transducción implica que una señal energética o eléctrica se convierte en química o viceversa, como sucede en las sinapsis del sistema nervioso”) de la energía sutil. De hecho son órganos de percepción psíquica de nuestros cuerpos sutiles, y cada centro energético se asocia a un tipo diferente de función psíquica. Por ejemplo, el Tercer Ojo o centro energético frontal tiene relación con las facultades intuitivas y la clarividencia. El centro energético de la garganta entra en funcionamiento durante las sesiones de clariaudiencia. El centro energético cardíaco está relacionado con la sensibilidad táctil remota, y así sucesivamente. La razón de que los centros energéticos intervengan en estas facultades de percepción superior estriba en que son puntos de entrada de las energías procedentes de los planos etéreo, astral, mental y otros superiores.
Cada centro energético representa en realidad un multiplexado de numerosos centros de energía superpuestos de los cuerpos sutiles. En una misma región tenemos un centro energético mental, uno astral y uno etéreo. Las energías sutiles originadas en los niveles vibracionales mentales y otros espirituales superiores se procesan a través del centro energético mental y se reducen al nivel astral; este proceso se repite en el centro energético astral conforme pasan la energía mental demultiplicada y los influjos astrales directos. Luego la energía se transmite al centro energético etéreo desde donde, previa una última reducción, se distribuye por los nadis a los centros especializados, nerviosos y glandulares, del organismo físico.

La dinámica de los centros energéticos y las lecciones espirituales de la evolución personal

Cada uno de los siete centros energéticos principales ofrece sus enseñanzas concretas, emocionales y espirituales. Los centros energéticos conectan los órganos, las glándulas y los centros nerviosos del organismo con las fuerzas vitales que animan el cuerpo físico. El grado en que cada persona logre asimilar las energías externas inherentes a cada centro determinará el caudal de la energía sutil movilizado en su cuerpo y empleado en mantener la salud de éste. Cuando un centro energético funciona incorrectamente debido a que fue absorbido en su energía, a largo plazo resultarán afectados los órganos que reciben el flujo de energía vital de ese centro energético. La falta total de receptividad de esa energía externa producirá el bloqueo del centro energético y la desvitalización de los órganos afectados.
La supresión del caudal de energía sutil debida a actividad insuficiente de los centros energéticos puede manifestarse en forma de lesión degenerativa, destructiva o cancerosa en los órganos asociados.

Cada centro energético tiene diversas funciones energéticas asociadas

Los dos centros energéticos inferiores (raíz y sacro) constituyen la zona energética de la pelvis y se consideran de naturaleza fisiológica. Guardan relación con los procesos elementales de la absorción, la asimilación, la excreción y la reproducción. Las cuestiones primordiales que se dilucidan a ese nivel son la materialidad, el arraigo en la tierra, la sexualidad y el instinto de supervivencia, que podríamos calificar como los aspectos más “telúricos” del desarrollo espiritual, si bien es necesario dominarlos y superarlos antes de que la conciencia pueda elevarse a planos más altos. Las fuerzas de energía sutil que se procesan a través de estos dos centros son la kundalini y el caudal pránico en general. Pues, si bien el prana fluye a través de todo el organismo, se considera que el centro energético segundo, o esplénico, es su centro principal de recepción y distribución. Las energías de la kundalini, por supuesto, son la fuente primordial de la creación, la manifestación de la conciencia y la elaboración de conceptos superiores; la energía kundalini y el prana son fuerzas cuyas principales vinculaciones son la interfaz físico-etéreo y las energías etéreas en general.

Una mujer con bajón energético sexual puede llegar a contaminar su cuerpo físico con síntomas negativos. El tantra, suplementado con dígitopuntura superior en los chakras raíz y sacro, es el camino para revertir ese bajón.

Curación Holística y desplazamiento de paradigmas

La curación holística es una filosofía médica que pretende observar a la persona en su totalidad más que analizar cada una de sus partes, es decir que combina los aspectos físico, mental, emocional y espiritual de la salud y la enfermedad.
Estamos en víspera de un importante cambio de paradigma que afectará a todas las ciencias, desde la física hasta la medicina y la biología. Dicho cambio implica la transición del modelo mecanicista newtoniano al paradigma einsteiniano, todavía pendiente de aceptación, del universo complejo, campo
de energía totalmente interconectado.
La conciencia es una de las formas de la energía. La conciencia evoluciona a medida que se mueve a través de los vehículos físicos de expresión e interacciona con ellos, según enseña la filosofía de la reencarnación. Ése es el móvil espiritual superior que impulsa el proceso evolutivo biológico propiamente dicho.
El ser humano es un complejo de mente/cuerpo/espíritu que existe en equilibrio continuo dinámico respecto de dimensiones energéticas superiores de la realidad. Estas energías superiores confieren al vehículo físico las propiedades de vida y expresión creadora.
El interfaz que regula el flujo de estas energías superiores hacia el marco físico está constituido por el sistema chakra-nadis y por los meridianos de acupuntura, que funcionan en conjunción con la red Bioeléctrica/bioelectrónica (“Dícese de la red eléctrica de transmisión de informaciones y de los mecanismos de reparación celular; también alude a los mecanismos de conmutación electrónica o de control internos de las células o intercelulares”) del organismo.
En el tratamiento de las afecciones cardíacas existen varios planteamientos. El modelo médico ortodoxo recurre a los fármacos, a la cirugía y a las diversas técnicas no quirúrgicas de angioplastia (“Técnica destinada a eliminar las obstrucciones de los vasos y restablecer el flujo sanguíneo; los procedimientos más habituales son la introducción de un pequeño globo dentro de la arteria para dilatarla, o la destrucción de las placas de colesterol mediante un haz láser”) para mejorar la función cardiaca. Los terapeutas holísticos ofrecen el tratamiento de quelación (“En química la quelación es la fijación de un ion metálico por medio de un complejo orgánico que forma con aquél un compuesto soluble; aquí referida como tratamiento para la arteriosclerosis mediante múltiples infusiones intravenosas de EDTA, un agente quelante”) como terapia de alternativa, además de diversos enfoques de visualización y reducción del estrés. El terapeuta energético subrayaría la necesidad de prestar atención además a los factores de predisposición energética sutil (es decir, a las anomalías en el funcionamiento del Centro Energético cordial), y recomendaría además, para el tratamiento de la dolencia cardiaca, el empleo de diferentes modalidades vibracionales como las esencias florales, los remedios homeopáticos, los tratamientos de equilibrio de los meridianos, la armonización y estimulación de los centros energéticos por imposición de manos, así como la asistencia espiritual encaminada a la recuperación de la armonía interior. En una situación ideal, cada una de las opciones terapéuticas ofrecidas por las diferentes doctrinas se usaría para complementar y reforzar la eficacia de las demás, en vez de fiarlo todo a una sola técnica. Este modelo integrado será el que posiblemente se imponga, hasta que todas las dolencias sean tratadas desde un punto de vista multidisciplinario.
El modelo de práctica médica vigente en la actualidad recomienda a los médicos una “gestión orientada al problema”, el cual será identificado y tratado sólo después de que el profesional lo haya etiquetado como tal problema. En consecuencia la capacidad para identificar un problema de salud será función de la sensibilidad del instrumental médico empleado en el diagnóstico y de la buena preparación y olfato clínico del terapeuta en cuestión.
A medida que la medicina actual se condensa en mutuales y demás organizaciones de prestación, en donde los facultativos tienen el tiempo tasado, la práctica se circunscribirá cada vez más al tratamiento de los pacientes agudos y de los problemas superficiales. El médico tendrá poco tiempo que dedicar al estudio de la posible importancia o significado de las quejas aparentemente menores; por tanto le pasarán desapercibidos los fenómenos más sutiles pero susceptibles de conducir a complicaciones graves a largo plazo.
Las diferencias entre los terapeutas obedecen, en parte, a distintas maneras de definir la salud. Para el médico ortodoxo se trata de conducir al paciente hacia el estado de indiferencia, o ausencia de síntomas; el terapeuta holístico y el vibracional, en cambio, se plantean el bienestar (“Con este término designamos el estado ideal de salud, felicidad, vitalidad y plenitud de todo el completo cuerpo/mente/espíritu. Tal estado de equilibrio se refleja en el aprendizaje permanente, el progreso personal y la manifestación de las capacidades creadoras”) como meta del tratamiento. Considera deseable una mayor individualización de las terapias y los consejos médicos, más allá de la mera desaparición de los síntomas, teniendo en cuenta que el mayor tiempo dedicado al paciente redundará en un estado de salud mejor y la prevención de dolencias futuras.
Existe una medida óptima de estrés: el Eustrés, “Término acuñado por Hans Selye y que alude a la cantidad óptima de estrés que mantiene la tonicidad y el buen funcionamiento del organismo humano” que el ser humano necesita para mantenerse en buen estado y progresar; pero el estrés resulta disfuncional cuando el cuerpo/mente lo percibe como excesivo. En muchas ocasiones, el estrés psicológico es sólo una función de la mentalidad del individuo, que percibe la situación doméstica o laboral como un peligro para su bienestar.
Un suplemento de nutrientes sobre una dieta adecuada, la meditación y las técnicas de reducción del estrés: he aquí una vía sencilla y bien eficaz para resolver el estrés emocional y biológico de la vida corriente.
Hay muchos tipos de estrés insidioso que representan verdaderos peligros para la salud de las personas, entre ellos el psicológico, el alimentario, el cronobiológicoc que se refiere al estudio de cómo los ciclos cronológicos, por ejemplo el ritmo día/noche, afectan a los procesos biológicos, el medioambiental (productos químicos, fármacos, drogas, contaminantes, alergias, intoxicaciones sutiles), el bacteriano y vírico, el electromagnético, el geopático (anomalías de la energía telúrica) e incluso el de los campos psíquicos hostiles.
El diagnóstico vibracional suele ser el que puede identificar la influencia de los ubicuos estresantes sutiles sobre la salud humana e indicar una terapia conveniente.

Evolución personal y planetaria

Los seres humanos son sistemas dinámicos de energía que reflejan pautas evolutivas de desarrollo espiritual. La conciencia humana aprende, progresa y evoluciona sin cesar; a medida que se difunda el conocimiento de este proceso dinámico de cambio se producirá un efecto de propagación que modificará la dinámica energética de la especie humana en conjunto.
Por lo general las personas que acuden al médico para recibir tratamiento por alguna dolencia no han pensado en la necesidad de cambiar sus propios hábitos de vida y su mentalidad. Pero la interacción médico-paciente sólo surte efectos curativos en la medida en que se produce la cooperación mutua y un nivel más alto de claridad espiritual por ambas partes. Las personas, además de seguir los consejos del médico, deben asumir la responsabilidad de su propia existencia.
Con frecuencia nuestras enfermedades pueden ser un reflejo simbólico de ciertos estados internos de inquietud emocional, bloqueo espiritual y malestar, que hemos venido utilizando para significar que las enfermedades suelen ser debidas a que el individuo se halla “en discordia” con algún aspecto de su conciencia superior. Aun cuando concurran factores externos que aportan efectos negativos, éstos sólo llegarán a ser patógenos en virtud de la susceptibilidad previa. A través de los Centros Energéticos nuestros componentes sutiles traducen las dificultades emocionales y espirituales en debilidades fisiológicas, que luego pueden manifestarse en forma de colapso localizado de un sistema del organismo físico, es decir de enfermedad.
Cuando se presenta la enfermedad, es señal de que hemos restringido el flujo natural de la conciencia creadora y de las energías sutiles a través de nuestro complejo multidimensional cuerpo/mente/espíritu. Es un mensaje simbólico que nos advierte de que algo va mal en el sistema. La zona afectada por la restricción debe reequilibrarse si se quiere obtener una curación duradera.
Muchas de las cuestiones básicas emocionales/espirituales que preocupan a los seres humanos tienen que ver con las enseñanzas clave de los Centros Energéticos; estas cuestiones energéticas fundamentales son las relativas al arraigo terrenal, la sexualidad, el poder personal, el amor, la voluntad, la expresión creadora, la visión interior y la búsqueda espiritual.
Cuando el individuo padece un bloqueo, un conflicto que atañe a una de esas cuestiones clave, puede producirse la detención del flujo de energía en el centro energético principal correspondiente, con lo que falta energía vital a los sistemas corporales orgánicos asociados. Estos bloqueos llegan a expresarse como enfermedades si el problema cronifica, lo que a su vez constituye una enseñanza importante para la personalidad encarnada.
De estas enseñanzas ninguna tan importante como la del Centro Energético cardíaco, la que consiste en la capacidad para expresar libremente el amor hacia uno mismo y hacia los demás, allegados o no. En fin de cuentas la transformación personal y espiritual depende de la apertura y el florecimiento de ese centro cardíaco.
El miedo y la incomprensión son causas primarias de muchas enfermedades, aflicciones y padecimientos en el mundo. A menudo, cuando estamos funcionando desde los aspectos inferiores de nuestra conciencia, nos cegamos ante nuestros propios temores y los proyectamos hacia el mundo exterior, cuando el verdadero problema reside en el fuero interno. Para disolver y curar esos temores, la clave estriba en eliminar el bloqueo del Centro Energético cardíaco siendo capaces de actuar desde posiciones de amor y perdón. Si abrimos nuestro centro cardíaco y dejamos que pasen libremente las energías espirituales superiores catalizaremos no sólo nuestra propia curación sino incluso la de quienes nos rodean.
La reencarnación es el sistema por el que las almas, en tanto que particularizaciones de la propia energía de Dios, consiguen evolucionar, aprender y madurar espiritualmente, con lo que contribuyen al acervo total de conocimiento y de experiencia tanto de Dios como de las conciencias individualizadas que son las almas. Dada la conectividad holográfica entre Dios y todos los aspectos de la creación, la inmensa conciencia que es Dios conoce siempre y en todo momento cuanto sucede en todo el universo.
El sistema de la reencarnación permite que las almas aprendan mediante sus errores y sus nuevas experiencias a través de numerosos tránsitos vitales en organismos físicos. Todas las vivencias, tanto las positivas como las negativas, quedan registradas en el cuerpo causal y pueden afectar por medio del karma al desarrollo de las vidas futuras. Siendo el karma el principio de la reencarnación, a veces resumido en el aforismo de “lo que se siembra es lo que se recoge”: el sistema energético de créditos y débitos, o de pruebas y equilibrios, mediante el cual puede experimentar el alma toda la gama de las perspectivas de la existencia.
Las acciones abusivas de una vida aparecen a veces en otra vida posterior convertidas en una minusvalía correspondiente, lo que viene a ser como enseñar los dos lados de la cuestión; de manera similar, la personalidad encarnada que alcanza riqueza, honores e influencia social quizás lo debe, al menos en parte, a las acciones positivas de tránsitos anteriores. La filosofía de la reencarnación permite que admitamos los diversos inconvenientes físicos y socioeconómicos a título de experiencias útiles para el progreso anímico y la maduración espiritual de la personalidad física. Lo que una persona decida hacer en una situación determinada, o si aprovechará o no esa circunstancia para su progreso espiritual, son cuestiones que dependen de la libre voluntad del individuo.
En el pasado existieron civilizaciones conocedoras de la reencarnación y la anatomía multidimensional humana, entre las que cabe citar la Atlántida, Lemuria y las diversas escuelas del misterio de Egipto y Grecia. Pese a la perversión humana, a las guerras y a la corrupción, siempre han existido avanzadillas secretas dedicadas a conservar las doctrinas de la naturaleza divina de los seres humanos y su extensa gama de posibilidades.
Los siglos han presenciado la encarnación de grandes maestros que se consagraron a recordar la antigua sabiduría espiritual, como Lao Tsé, Confucio, Buda, Zoroastro, Mahoma, Jesús de Nazaret y otros. Sus enseñanzas han dado lugar a numerosas grandes religiones, aunque todas enseñan los mismos principios básicos bajo diferentes acentos y versiones. Todas expresan la misma verdad, aunque en el decurso del tiempo se haya perdido el sentido simbólico de las enseñanzas que pretendían transmitir. Las metáforas de sus mensajes se han tomado en sentido literal, a tal punto que muchas veces queda alterado o perdido el significado espiritual originario.
La administración de Energía Vital es un enfoque de la curación basado en el concepto einsteiniano de la materia como energía y del ser humano como una serie de campos energéticos complejos en equilibrio dinámico. El campo de la materia física se halla en equilibrio con estos campos de dimensiones superiores (“Con este término aludimos a los sistemas energéticos sutiles que vibran a velocidades hiperlumínicas, por ejemplo a las energías no físicas”) del espacio/tiempo negativo. La actividad de estos campos de frecuencia etérea, astral, mental, causal o superior consiste en suministrar información, estructuración y conocimiento superior a la personalidad encarnada desde sus fuentes espirituales. La finalidad de todo este dispositivo estructural es la de suministrar un vehículo de expresión al alma que ha de progresar a través de sus experiencias en los mundos de la materia.
La administración de Energía Vital aspira a una reunificación más completa y plena de la personalidad con el Yo Superior. Las modalidades terapéuticas vibracionales tienden a vigorizar las conexiones energéticas entre la personalidad y el alma propiamente dicha, por cuanto reequilibran el complejo cuerpo/mente/espíritu. No todos los recursos de la curación vibracional operan en los planos energéticos más altos, pero la meta y el objeto del terapeuta vibracional siempre será la de obtener ese ajuste en sus pacientes.
Con el avance de las técnicas de la Nueva Era, aparecerán sistemas de síntesis de imagen susceptibles de corroborar el esquema de la anatomía multidimensional humana. De ello resultará una mayor aceptación de la administración de Energía Vital por parte de la clase médica establecida.


_________________
La habilidad más importante en la vida es la de saber salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento
Mar Mar 20, 2012 11:18 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Darksoul
CON VIDA PROPIA



Registrado: 06 Feb 2009
Mensajes: 737

Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1Reputación: 47.1
Sexo:Este usuario es un Hombre

Mensaje   Responder citando
Xuxa cuando lei el titutlo pense que habian vuelto las fiestas electronicas , Techno Industrial, House,Drak....


Saludos,


_________________
Si el precio que debo pagar por desearte, besarte y acariciarte sea que mi alma arda en el inframundo del Hades, por seducir a la mujer del projimo, tenga la seguridad que lo pagaria
Vie Ago 03, 2012 8:46 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
- Pam -
POSTEA DESDE LA PEGA SOLAMENTE



Registrado: 11 Abr 2012
Mensajes: 1395

Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7Reputación: 226.7
Sexo:Esta usuaria es una Mujer

Mensaje   Responder citando
Mario


Admito que no lo leí, pero lo haré. Vi los títulos y se ve interesante.


_________________
"Si usted siente algo demuéstrelo, no sea weón. Y si no siente nada, no ilusione, no sea maricón"
Vie Ago 03, 2012 11:11 am Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:    

Responder al tema    Foros de discusión » Esoterico y Paranormal Todas las horas son GMT - 4 Horas
Todas las horas son GMT - 4 Horas
Página 1 de 1


 
Cambiar a: 
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Design by Freestyle XL / Flowers Online.

Crear radio | foros de Actores, Actrices | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com 
Contador propio(En este lugar se mostrara), para editarlo entre en el panel de administración sección de contador propio e introduzca el código